martes, 7 de enero de 2014

Tratamiento de la celulitis con mesoterapia



Mesoterapia en Zaragoza


Muchos son los tratamientos y medicamentos disponibles en el mercado para acabar con el fantasma de la celulitis, sin contar con las interminables horas de esfuerzo en los gimnasios. Si bien ninguno es la panacea, las inyecciones de mesoterapia son una opción por demás fiable, que resuelve el problema si se aplican con disciplina y retoman hábitos adecuados de alimentación.
Son pocas las mujeres que escapan al tormento de la celulitis, ese padecimiento reservado casi exclusivamente a las mujeres, que desluce desde las siluetas más esculturales, hasta las redondeces de aquellas no tan esbeltas.
Contra la terrible "piel de naranja" (sinónimo de acumulaciones de grasa innecesaria) existen numerosos tratamientos que van desde los radicales, como la lipoescultura, que lleva a la paciente hasta el quirófano y a manos de un cirujano plástico, hasta la mesoterapia, uno de los métodos menos traumáticos para el cuerpo y que a la vez reporta extraordinarios resultados para la eliminación de celulitis y centímetros sobrantes.
La mesoterapia es un tratamiento que indica medicamentos a través de un sistema de inyecciones que sirven para disolver tejido adiposo graso localizado. En el tejido subcutáneo se forman los adipocitos o cúmulos de grasa que se conocen con el nombre de celulitis y que a su vez generan lipodistrofia; es decir, tejido sobrante o "rollos". Precisamente allí es donde se aplica el tratamiento mesoterapéutico con unas agujas pequeñas ­como las utilizadas para aplicar insulina.
En este sentido,el pinchazo no produce mayor dolor o molestia, ya que de la aguja sólo se introduce la punta o cabezal, en todas aquellas áreas donde se acumula la grasa, principalmente en las cartucheras, región posterior de los muslos, glúteos y abdomen.
Tratamiento de la celulitis con mesoterapia
Trabajo bajo la premisa de la Escuela Homeopática Pluralista, según la cual, al mezclar varios compuestos se obtienen mejores resultados en el tratamiento mesoterapéutico, y es por ello que aplico una mezcla de compuestos vegetales liporeductores, circulatorios, reafirmantes, moldeadores y de drenaje o eliminación de sustancias tóxicas. Los compuestos son homeopáticos y no generan efectos posteriores, colaterales ni secundarios. Estos productos son inofensivos para la salud y resuelven el problema de la celulitis. Cuando se utilizan compuestos químicos, la solución del problema es más rápida; sin embargo, en breve se forman los anillos adiposos, que triplican la celulitis que originalmente presentaba la paciente. Si bien la homeopatía trabaja más lento, es mucho más segura porque en un tratamiento de 12 sesiones se logra atacar de forma contundente el problema, sin el riesgo de incrementar posteriormente la acumulación de grasa.
Es muy importante la importancia de la constancia durante el tratamiento, toda vez que de ello depende el éxito. Este tipo de mesoterapia se puede aplicar en personas muy jóvenes ­desde 14 años de edad­, dado que no interfiere en el desarrollo del organismo, además de que responden mucho más rápido a la terapia, aunque también hay pacientes de edad avanzada que en unas diez sesiones han logrado rebajar hasta 37 centímetros. Una vez que los compuestos de la mesoterapia son inyectados en la zona que circunda al tejido adiposo a eliminar, la sustancia se irriga para favorecer la circulación sanguínea y linfática, además de ayudar a la degradación de los triglicéridos. De esta manera los adipocitos se van soltando poco a poco hasta disolverse completamente, para luego drenarlos por el organismo.
El beneficio de la composición que se aplica es que debido a su acción prolongada (10 horas aproximadamente), los adipocitos no se vuelven a juntar en la misma área o en la periferia. Ahora bien, tanto la duración del tratamiento como los métodos complementarios a seguir dependen de los requerimientos anatómicos de cada persona. Es por ello que algunas personas logran su objetivo en seis sesiones y otras requieren hasta 48, aunque el promedio de aplicaciones suele ser de doce.


Recomiendo aplicar un mínimo de diez sesiones de mesoterapia, para visualizar resultados.
Al lograr resultados, el terapeuta y la paciente llegan a un acuerdo sobre la frecuencia de las sesiones. Luego de solucionar el problema de celulitis, la mejor terapia de mantenimiento es comer sano, tomar mucha agua y practicar ejercicios al aire libre. Desde luego, no está contraindicada una sesión quincenal o mensual de mantenimiento. Todo depende de cada caso. Ahora bien, es vital que el tratamiento mesoterapéutico sea aplicado por profesionales debidamente entrenados y que manejen las medidas de higiene y asepsia que requiere esta terapia porque el cuerpo tiene tiene gran cantidad de puntos nerviosos y motores, además de vasos sanguíneos que no deben tocarse por la aguja o los líquidos.
Es muy importante que la persona tome conciencia de los objetivos que se persiguen con un tratamiento mesoterapéutico . Esta afirmación responde a la pregunta sobre los márgenes de garantía que ofrece la mesoterapia para disolver depósitos grasos ( celulitis), reducir centímetros y devolver la apariencia tónica a la piel. Por esta razón, antes de prescribir la terapia de mesoterapia a seguir y como la belleza se centra en el equilibrio interno del organismo.
Es recomendable revisar los hábitos alimenticios de la persona y acordar un régimen equilibrado de alimentación, ya que si bien las dietas ayudan a perder peso, éstas descontrolan el metabolismo de la persona y una vez que se comienza a comer normalmente se recobran y hasta incrementan los kilos perdidos. En este sentido, lo más sano es que la persona consuma sus tres comidas y evite alimentos feculentos, concentrados, enlatados y baje el nivel de grasas. La otra gran ayuda para potenciar la efectividad de la mesoterapia es la ingesta de agua ­mínimo ocho vasos diarios­, ya que el rompimiento de tejido adiposo y la liberación de toxinas genera desechos que el organismo expulsa gracias a la eliminación de líquido, razón por la cual se debe reponer la pérdida y de esta manera facilitar el proceso de depuración.
Adicionalmente, es recomendable ingerir batidos e infusiones de vegetales y frutas en ayunas ­tales como berro, berenjena, mandarina y piña­, debido a sus propiedades desintoxicantes
Con esta mezcla de tratamientos y unas cuantas sesiones , una persona que presenta lipodistrofia (tejido sobrante) y celulitis en diversas áreas, mejora en un importante porcentaje su condición.
En este sentido, es muy importante destacar que la celulitis es problema que no se puede abandonar ante una mejoría. Cuando una persona es muy obesa es recomendable aplicar un tratamiento termoactivo ­con calor tolerable por la persona­ junto a unas cremas quemadoras de grasa, luego se pasa a la sesión de masajes manual que actúa sobre la grasa y la moviliza, para seguir con la mesoterapia.
Los tratamientos mesoterapéuticos homeopáticos pueden ser aplicados en cualquier persona sana que no presente lesiones en la piel, y sólo están contraindicados en aquellas mujeres en período de lactancia materna porque el compuesto podría alterar el ph de la leche.
Por otra parte la mesoterapia se puede aplicar en cualquier parte del cuerpo, salvo en los senos. Incluso el rostro se beneficia notablemente con esta técnica, ya que se aplica un complejo de inyecciones de vitaminas que regeneran y estimulan las células de colágeno y elastina, además, reafirman los músculos.  

Los sitios donde más frecuentemente encontramos tales excesos de grasa corporal y que deterioran la estética de la figura humana.  son donde se realiza la mesoterapia.  Otros lugares, como la parte interna y superior del muslo, alrededor de la mamas, debajo del maxilar inferior (la papada) y la cara interna de las rodillas, deben tratarse con mayor cuidado dado que en ésos lugares se localizan estructuras arteriales, venosas y nervios que deben respetarse.